lunes, 2 de abril de 2012

TRAVESÍA POR LOS PARQUES NATURALES DE SIERRA MORENA ORIENTAL

     Este fin de semana vino Víctor a visitarme, y tal y como teníamos previsto, estuvimos moviéndonos por la parte oriental de Sierra Morena.

     El viernes llegó Víctor puntualmente por la tarde, pero dado que no nos quedaban muchas horas de luz, pensé en llevarlo a un sitio cercano y que no conocía, la desembocadura del Río Jándula. Al dejar la carretera y meternos por el camino que hay antes de llegar a La Ropera, pudimos ver de paso un verderón y alguna que otra cogujada, pero nos detuvimos un instante para contemplar un críalo posado en el suelo de un olivar.
     Cuando llegamos, aparcamos el coche en el cruce de caminos cercano al río, y salimos a andar corriente abajo. A lo largo del paseo, nos asomábamos entre los huecos de la vegetación con idea de descubrir algún animal en el río. Así logramos ver una garceta común y una garza real, unos pocos ánades reales y un friso, más dos fochas. Pero también disfrutamos acústicamente de este paseo, con los cantos de los ruiseñores comunes y bastardos, de los mirlos, de los cucos, de los abejarucos y de los carboneros. También escuchamos cantos menos melódicos como los graznidos de la garza real, del críalo y del rabilargo.
     Casi al final de nuestro paseo, pudimos localizar una pareja de cucos revoloteando entre las finas ramas superiores de un sauce, y uno de los componentes permaneció allí posado un rato. Al volver hacia el coche, contemplamos el vuelo de los abejarucos, de las golondrinas y los vencejos. Por el túnel que la vegetación forma sobre el camino se cruzaban mirlos y ruiseñores. Y al volver a salir a los espacios aclarados descubríamos a los rabilargos y los mirlos sobrevolando un pequeño prado. Entre los setos que delimitan este pardo, aparecía alguna curruca capirotada, y carboneros.
     Cogimos el coche y seguimos camino adelante. Pero no tardamos mucho en pararnos para mirar un par de conejos que campeaban entre los olivos. Y sobre un olivo se agrupaban unos pocos gorriones.
     Tras cruzar el puente y subir la cuesta, paramos un poco más adelante para disfrutar de una panorámica del río antes de que oscureciese. En el breve trecho que recorrimos antes de aparcar el coche, pudimos ver algunas cogujadas moviéndose entre los olivares y los reductos de encinar que por allí quedan. Sobre el río, en sus aguas y en sus orillas solo se veían ánades reales, que ya teníamos dificultades para identificar dada la escasez de luz. Durante un corto intervalo de tiempo se oyó al autillo, y poco después al mochuelo, también un poco rato.
     Seguimos el camino un poco más, hasta hacer una última parada otra vez al borde del precipicio del río. También fue un corto tramo en el que vimos una abubilla, y escuchamos al triguero. Más patos fue lo vimos desde allí, pero la casualidad de que estuviese enfocando el río, aguas arriba, me permitió ver claramente un búho real que cruzó el río, sobre cuya superficie contrastaba su pesado vuelo, hasta perderlo de vista sobre el fondo del monte.

     El sábado hicimos la jornada campo más extensa del fin de semana. Salimos de Andújar, cruzando el Guadalquivir por su puente romano, donde vimos a las habituales grajillas que allí viven. Íbamos para Cardeña, pero nos desviamos de la ruta para acercarnos al Embalse de Marmolejo, y subir a la sierra por la parte de Marmolejo. Primero fuimos hasta el embalse, donde poco antes de llegar a la presa vimos un cormorán en vuelo. Cuando alcanzamos la altura del pantano, destacaba un cormorán posado con las alas entreabiertas. También era fácil ver los cuantiosos aviones que han construido sus nidos bajo una repisa de la presa. Tampoco tardamos mucho en ver unos ánades que nadaban próximos a la otra orilla, donde entre las eneas, había también una garza real. Recorrimos el perímetro del embalse hasta donde el camino lo corta una cancela. Por el final vimos una gallineta en una diminuta cola que forma el pantano. También aquí estaba un alcaudón común sobre la rama de una higuera, y algunas currucas capirotadas que descubrimos fácilmente moviéndose por las todavía desnudas ramillas de unos sauces. Volviendo hacia atrás y pasada la presa, observamos en la ruina de una casa gorriones, estorninos y palomas.
     Desde aquí subimos hacia la sierra, cruzándonos por el camino con perdices, urracas y rabilargos al principio. Más adelante empezaron a verse pinzones y torcaces, pero no fue hasta la parte final cuando observamos la mayor diversidad y cantidad de avifauna. Entre las rapaces que vimos, están algunos buitres leonados, y un negro que observamos al bajar, pero sobre todo fue muy llamativo observar un águila calzada de fase oscura cuando todavía íbamos subiendo, y otra de fase clara un poco más adelante. Y en cuanto a los pájaros, mientras aún subíamos por la última parte del camino vimos pinzones, rabilargos, carboneros, mirlos, unos pocos mitos, algún que otro alcaudón, y un chochín en un muro de piedra. Volviendo vimos dos cuervos, un escribano soteño, y un picogordo posado en la horquilla de la rama de un eucalipto. Pero aquí también tuvimos el interesante avistamiento de una pareja de cucos, a los que seguimos en sus vuelos, y que pudimos ver posados en lo alto del mismo eucalipto donde un momento antes estuvo el picogordo. Pero no hicimos este recorrido solo para ir y volver. Dimos un paseo por un tramo del mismo camino, en el que pudimos oír el melódico cantar de la totovía, las voces variadas del carbonero y al monótono cuco.
     A continuación nos dirigimos a Cardeña, cuyas dehesas parecían estar solo habitadas por tórtolas turcas, urracas, y algunos rabilargos. Pero antes de adentrarnos en la sierra, nos detuvimos un momento en el Embalse del Yeguas, donde solo llegamos a ver unos somormujos. Ya no paramos hasta llegar al Centro de Visitantes, donde tuvimos un ameno rato de charla con mi amiga Elena. También aprovechamos para hacer por aquí un pequeño recorrido por su entorno, pero antes de entrar a los aparcamientos del centro, observamos dos golondrinas dáuricas y unas cigüeñas que crían allí mismo. Con el paseo por los alrededores del centro, pretendíamos encontrar algunos de los miembros integrantes de la comunidad de anfibios que viven en las charcas permanentes que allí hay, pero nos tuvimos que conformar con escuchar el croar de alguna rana común. También vimos unos galápagos leprosos en la charca más baja.

Poza construida con la finalidad de garantizar la reproducción de anfibios
(Sierra de Cardeña y Montoro)

     Para comer buscamos un lugar próximo, la Aldea del Cerezo. Hasta llegar allí, nos fijamos en las numerosas urracas que pueblan estas dehesas, acompañadas por algunas abubillas. Cuando llegamos a la aldea nos acomodamos a la sombra de una encina, junto al pequeño riachuelo que por allí discurre, a pesar del seco invierno que acabamos de dejar atrás. El almuerzo se nos amenizo por el concierto que nos ofrecieron el cuco, la perdiz, la totovía, jilgueros, pinzones, el trepador azul, agateadores, carboneros y herrerillos. Entre estos, solo llegamos a ver a los páridos y a los fringílidos, además de un mirlo, tórtolas turcas, urracas y gorriones. Después de comer dimos un tranquilo paseo siguiendo el escaso caudal del río, y comprobamos que junto al mismo, han construido unas charcas artificiales, semejantes a las del Centro de Visitantes, con el propósito de asegurar el establecimiento de poblaciones de anfibios en el lugar. Algunas ranas saltaban al agua a nuestro paso.
     De vuelta, para coger la carretera que nos llevaría a Sierra Madrona y al Valle de Alcudia, volvimos a coincidir con las frecuentes urracas, pero esta vez también nos topamos con unos pocos arrendajos, y algún que otro alcaudón. Casi a la salida, estuvimos intentando observar un águila imperial que aparecía y desaparecía constantemente entre las copas de las encinas, hasta que ya no volvió a descubrirse. La distancia que debíamos cubrir era larga, y el recorrido por una carretera en la que no puedes improvisar una parada es aburrido, pero por suerte no se tarda demasiado tiempo en llegar. Ya metidos en Sierra Madrona vimos unos buitres leonados, y cigüeñas, unas echadas en sus nidos construidos en postes eléctricos, otras andorreando entre pastizales amarillos, una vez que entramos al Valle de Alcudia.

Valle de Alcudia

     Nos metimos por el carril que conduce al muladar, a lo largo del cual, destacaba la presencia del triguero, bien por lo veíamos posado en alguna alambrada, o bien porque lo escuchábamos cantar. También resultaba fácil sorprender en el camino bandos mixtos integrados por pardillos y jilguero. Los gorriones, las cogujadas y estorninos tampoco faltaban por estos llanos campos desarbolados, pero al pájaro que le dedicamos una atención especial fue un macho de collalba rubia que se dejó observar posado sobre una valla. Cerca del muladar ya, vimos algunas cigüeñas más, y un alimoche que emprendió el vuelo desde un promontorio cerca del camino. Nos limitamos a contemplar el muladar desde fuera. A pesar de la distancia se distinguían perfectamente por su silueta los buitres, leonados y negros, que pacientemente esperaban a que les llevaran algo con que saciar su apetito. Los buitres negros se hallaban en clara inferioridad numérica frente a los comunes leonados. Acompañándolos, se encontraban algunas cigüeñas entre ellos. Unas cigüeñuelas prospectaban las orillas de un abrevadero cercano, y a nuestras espaldas observamos un milano negro posado en un cable.
     Nos disponíamos a volver, cuando entre las ovejas de la explotación ganadera veo que además de unas lavanderas blancas, se mueven unas boyeras junto a ellas. Al observarlas con más detenimiento, descubro que entre estas lavanderas boyeras hay una gran diferencia cromática en sus cabezas que no responde al dimorfismo sexual. Unas con la cabeza gris y una patente ceja blanca, y otras con la cabeza cubierta por un llamativo amarillo. Pronto, al consultar la guía de Víctor, nos damos cuenta que estamos ante machos de al menos dos subespecies distintas. Posteriormente, tras documentarme con algún libro, y haberle mostrado unas fotos, solo testimoniales, a algunas personas expertas en el tema, la conclusión es que observamos lavandera boyera alemana (o centroeuropea), de cabeza gris, y la inglesa, de cabeza amarilla. También observamos exactamente las mismas especies de pájaros que cuando vinimos, incluido el macho de collalba rubia que retorno a posarse en la misma cerca. Buscábamos contemplar el muladar desde otro ángulo, pero sin entrar dentro. Aunque solo vimos algunos de los buitres leonados y cigüeñas, valió la pena solo por ver un macho de collalba gris posado en un afloramiento rocoso.
     Ahora íbamos dirección Solana del Pino, atravesando Sierra Madrona, y nada más incorporarnos al carril, junto a una fuente, descubrimos a la especie de lavandera que nos quedaba por ver, la cascadeña, pero durante poco tiempo. La misma brevedad puede aplicarse al resto de avistamientos que tuvimos a lo largo del camino, que tampoco fueron muchos. Arrendajos los que más, seguidos de algunos pinzones y mirlos, dos zorzales charlos y otros dos escribanos montesinos, y unos buitres a la altura de Solana del Pino. Del río que va paralelo al camino se levantó un pato cuando llegamos a su altura, y una garza real que también emprendió el vuelo cuando paramos a verla junto a la balsa donde habita en solitario. También vimos un grupo de ciervos en la distancia.

Río Robledillo

     Nuestra siguiente parada fue el Río Robledillo, casi de noche, en cuyo entorno se podían escuchar los trinos del petirrojo. Una lavandera cascadeña voló aguas arriba, alejándose de nosotros cuando aparecimos en una orilla. En el fondo del río vimos un gran sapo común, que permanecía totalmente quieto bajo las aguas.

Sapo Común

     Por la Sierra de Andújar bajamos hasta el pueblo casi sin detenernos. Todavía por Sierra Madrona, vimos algún ciervo más, uno de ellos en la carretera. Ya en la Sierra de Andújar también intuimos la silueta de algunos venados en la parte norte, con las últimas luces del día, y además también nos encontramos con otro ciervo en la carretera, más abajo. También, desde la carretera despegaron algunas perdices cuando pasamos, y algún mirlo que la cruzó. Un veloz ratón, y otro sapo común también atravesaron la calzada delante de nosotros. Y en una breve parada que hicimos pudimos escuchar unos autillos.

     El domingo, el último día que estuvo Víctor por aquí, fuimos a Despeñaperros a hacer un poco de senderismo. A la altura de Santa Elena, nos desviamos hacía Miranda del Rey, pasando por pinares procedentes de repoblación, entre los cuales se cruzaban algunos arrendajos y mirlos. Allí, en Miranda, dejamos el coche y nos dirigimos al inicio de los senderos. Por la pequeña aldea se veían golondrinas, vencejos y gorriones, y por los campos de alrededor, cogujadas, trigueros y tórtolas turcas.

Cuco

     Finalmente nos decantamos por hacer el sendero del Molino de Batán, y justo a su comienzo detectamos por su canto, a una pareja de cucos posados en un cable de un tendido eléctrico. Conseguimos acercarnos bastante a ellos, escondiéndonos entre chaparros, y escuchar otras notas que produce esta ave. Seguimos el camino, bastante pausado al principio, haciendo frecuentes paradas para observar la bulliciosa actividad de diversas aves que se movían y se oían por el entorno: verderones, verdecillos, pinzones, carboneros, arrendajos, mirlos y mitos. También vimos un alcaudón común posado en una encina seca, y como en un par de ocasiones, peligrosamente pararon junto a él, un verderón y un carbonero. Pero el alcaudón no emprendió ningún vuelo persecutorio tras ellos, y ni siquiera trató de atraerlos imitando su canto. Unos rabilargos se movían entre unos chopos. Pero conforme avanzábamos en el camino, y se acercaban las horas centrales del día, se veían progresivamente menos pájaros, o quizás nos fijábamos menos, al empezar hacer la marcha más ligera. Paramos al oír el tamborileo de un pájaro carpintero, y no tardamos en descubrir a su autor, un pico picapinos que ascendía por la rama de un eucalipto. Seguidamente pasaron un par de totovías dejando escuchar su musical canto.
      Al llegar a un cruce de caminos, dejamos provisionalmente el sendero, tomando un camino alternativo, bajando a través del cual, llegamos hasta una especie de captaciones de agua, situadas en el interior de una garganta por la que discurría un riachuelo, envuelto por alisos. Este lugar recibe el nombre de Salto de Padilla. Yendo por aquí contemplamos el planeo de un buitre. Cuando llegamos al lugar donde estaban esas canalizaciones, se escuchaba pinzones, carboneros, petirrojos, al trepador azul y al chochín. En una poza del río saltó una rana, y en otras se las escuchaba croar.

Salto de Padilla

     Volvimos, y seguimos nuestra caminata por la pista del sendero. Vimos unos pocos pinzones, mirlos y arrendajos más hasta llegar a una fuente donde terminaba el sendero. También paramos un momento para mirar un herrerillo que revoloteaba entre las ramas de una encina, además de detenernos para ver a un carbonero persiguiendo a un cuco, que pronto se ocultaron en la espesura del pinar que nos rodeaba.

Una aliseda, al final del sendero del Molino de Batán

     De vuelta, pasado el medio día, caminábamos más aprisa. Ya no se observaba la actividad de ningún ave. En una parada, para descansar un poco, cobijados bajo la sombra, Víctor sorprendió a una ardilla trepando por un pino resinero con una piña en la boca. Se entretuvo en roerla un instante, sobre una rama, pero al sentirse observado el roedor, bajó sin soltar la piña, y corrió a través de las jaras. Acercándonos a Miranda del Rey, vimos algunos rabilargos. A los trigueros y a las cogujadas, también se les oía y se les veía por allí. 

Un enorme fresno, junto al puente
que cruza el Río de la Campana
    Queríamos ir hasta La Aliseda para comer allí, en el área recreativa, pero afortunadamente, nos quedamos un poco antes, a orillas del Río de la Campana, donde no había nadie, donde no se acumulaban las inmundicias que por desgracia había en la desatendida área recreativa. Escuchando la corriente de agua, sin el alboroto de la muchedumbre que se hacinaba en el área recreativa, almorzamos relajadamente. De vez en cuando se oía a la perdiz, pero bajo aquellos pinos resonaba con fuerza los trinos del trepador azul, al cual acabamos viendo. Acompañaban al trepador, las agudas notas del agateador. Una vez más, Víctor descubrió otra ardilla en un viejo pino piñonero, que con sus filigranas y acrobacias, saltando de árbol en árbol, corriendo por las ramas y troncos, hasta descender cerca del río, nos estuvo entreteniendo. 
     A pesar de la gente, paramos un momento en el área recreativa, en donde paseamos cerca del río. Solo conseguimos ver unas cuantas ranas, y unos bancos de alevines. Antes, donde habíamos aparcado el coche, vimos a una joven cría de lagarto ocelado, que rápidamente se refugió bajo una roca. Siguiendo la carretera hacia La Carolina, vimos dos ardillas más, una en el suelo del bosque, que no dudó en subirse a una encina al frenar, la otra en el mismo borde de la carretera, que pronto se ocultó entre la vegetación.

Río de la Campana (Área Recreativa de La Aliseda)

     Para alargar un poco más nuestra ruta, desde La Carolina volvimos a Andújar, pero no por la autovía, si no yéndonos por la Sierra de Andújar, pasando por Contadero-Selladores. La tarde estaba en su apogeo y el calor apretaba cuando empezamos este trayecto, teniendo pocos avistamientos al principio. Por los despoblados campos aledaños a La Carolina tan solo permanecían activas cogujadas y trigueros, y se detectaban fácilmente los vencejos surcando los cielos. Pero también conseguimos ver un grupo de rabilargos, una abubilla y alcaudón al pasar cerca de un pequeño río. Poco a poco, adentrándonos en el monte bajo de chaparros se veían algunas urracas, algún que otro alcaudón más, y alguna tórtola turca por las aldeas del Guindo y del Centenillo. Pero ni siquiera al penetrar en los sombríos pinares de Contadero-Selladores había actividad más allá de los pinzones y los arrendajos. Aún era la hora de la siesta, y tan solo vimos un buitre al bordear unas moles rocosas. Cuando ya estábamos cerca de cruzar los límites de esta finca, sorprendimos a un grupo de gamos en medio de la carretera, que, prudentemente, se apartaron bastante antes de acercarnos demasiado. También por aquí vimos algunos zorzales charlos, y poco antes de salir de la finca, paramos a echar una visual desde el Mirador de los Pastores.
     Al dejar la finca, la carretera daba paso a una pista forestal. Pasábamos ahora por fincas particulares, en las que se explotaba ganado vacuno, en las que había incluso algunos calveros sin pasto. La primera de estas fincas era Los Alarcones, en cuyo Mirador, que recibe el mismo nombre de la finca, no nos detuvimos. Por estas zonas se veían de nuevo pájaros propios de espacios abiertos como cogujadas y trigueros. Los bandos de gorriones, de estorninos y de palomas bravías comían entre los toros. Pero también frecuentaban aquellos terrenos las urracas. Además pudimos observar un bando de jilgueros en una de estas explotaciones, y en otra de más adelante, junto con los gorriones comunes, había también morunos.

Críalo

     Habiendo dejado atrás estas zonas, pasamos por encinares y áreas adehesadas. No tardamos mucho en descubrir una espiral de buitres leonados evolucionando en el aire, a merced de las corrientes térmicas. Ya por aquí, empezaron a hacerse más habituales los avistamientos de aves tales como urracas, mirlos, palomas torcaces, abubillas, perdices y algún que otro alcaudón. También vimos, en diferentes tramos, un par de críalos y otro par de pitos reales, así como dos pequeños grupos de ciervos, y en el mismo camino dos perdices juntas, que no levantaron el vuelo al pasar junto a ellas. Y cuando casi estábamos llegando al cruce donde salen sendas pistas que conducen a Baños de la Encina y a La Lancha, y carretera que lleva a las Viñas de Peñallana y a Andújar, nos detuvimos unos instantes para observar el vuelo de un ratonero. Antes de llegar a las viñas, vimos un par de conejos cerca de la carretera, y tan solo rabilargos durante el resto del camino hasta llegar a Andújar.


(*) Fotografías: gentileza de Víctor Revuelta.

FECHA
LUGAR
ESPECIE
OBSERVACIÓN
30/03/2012
La Ropera
Conejo Europeo
(Oryctolagus cuniculus algirus)
2 inds.
30/03/2012
La Ropera
Garceta Común
(Egretta garzetta)
Un ind.
30/03/2012
La Ropera
Garza Real
(Ardea cinrea)
Un ind. Oída
30/03/2012
La Ropera
Ánade Friso
(Anas strepera)
Un macho
30/03/2012
La Ropera
Ánade Real
(Anas platyrhynchos)
Varios
30/03/2012
La Ropera
Focha Común
(Fulica atra)
2 inds.
30/03/2012
La Ropera
Críalo Europeo
(Clamator glandarius)
Un ind. Oído
30/03/2012
La Ropera
Cuco Común
(Cuculus canorus)
2 inds. Oído
30/03/2012
La Ropera
Autillo Europeo
(Otus scops)
Oído
30/03/2012
La Ropera
Mochuelo Europeo
(Athene noctua vidalii)
Oído
30/03/2012
La Ropera
Búho Real
(Bubo bubo)
Un ind.
30/03/2012
La Ropera
Vencejo Común
(Apus apus)
Algunos. Oído
30/03/2012
La Ropera
Abejaruco Europeo
(Merops apiaster)
Pocos. Oído
30/03/2012
La Ropera
Abubilla
(Upupa epops)
Un ind.
30/03/2012
La Ropera
Cogujada Común
(Galerida cristata)
Algunas
30/03/2012
La Ropera
Golondrina Común
(Hirundo rustica)
Algunas
30/03/2012
La Ropera
Ruiseñor Común
(Luscinia megarhynchos)
Oído
30/03/2012
La Ropera
Mirlo Común
(Turdus merula)
Algunos. Oído
30/03/2012
La Ropera
Ruiseñor Bastardo
(Cettia cetti)
Oído
30/03/2012
La Ropera
Curruca Capirotada
(Sylvia atricapilla)
Pocas
30/03/2012
La Ropera
Carbonero Común
(Parus major)
Pocos. Oído
30/03/2012
La Ropera
Rabilargo Ibérico
(Cyanopica cooki)
Algunos. Oído
30/03/2012
La Ropera
Gorrión Común
(Passer domesticus)
Pocos
30/03/2012
La Ropera
Verderón Común
(Chloris chloris)
Un ind.
30/03/2012
La Ropera
Triguero
(Miliaria calandra)
Oído
31/03/2012
Sierra de Andújar
Ratón de Campo
(Apodemus sylvaticus)
Un ind.
31/03/2012
Sierras Madrona y Andújar
Ciervo Rojo
(Cervus elaphus)
Algunos
31/03/2012
Embalse del Yeguas
Somormujo Lavanco
(Podiceps cristatus)
Algunos
31/03/2012
Embalse de Marmolejo
Cormorán Grande
(Phalacrocorax carbo)
2 inds.
31/03/2012
Embalse de Marmolejo. Sierra Madrona
Garza Real
(Ardea cinerea)
2 inds. total
31/03/2012
Sierra de Cardeña. Valle de Alcudia
Cigüeña Común
(Ciconia ciconia)
Varias
31/03/2012
Embalse de Marmolejo. Sierra Madrona
Ánade Real
(Anas platyrhynchos)
Pocos
31/03/2012
Valle de Alcudia
Milano Negro
(Milvus migrans)
Un ind.
31/03/2012
Valle de Alcudia
Alimoche Común
(Neophron percnopterus)
Un ind
31/03/2012
Sierra Madrona. Valle de Alcudia
Buitre Leonado
(Gyps fulvus)
Bastantes
31/03/2012
Sierra de Cardeña. Valle de Alcudia
Buitre Negro
(Aegypius monachus)
Algunos
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Águila Imperial Ibérica
(Aquila adalberti)
Un ind.
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo)
Aguililla Calzada
(Aquila pennata)
2 inds.
31/03/2012
Sierras de Andújar y Cardeña
Perdiz Roja
(Alectoris rufa)
Pocas. Oída
31/03/2012
Embalse de Marmolejo
Gallineta Común
(Gallinula chloropus)
Un ind.
31/03/2012
Valle de Alcudia
Cigüeñuela Común
(Himantopus himantopus)
Pocas
31/03/2012
Embalse de Marmolejo
Paloma Bravía
(Columba livia)
Algunas
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo)
Paloma Torcaz
(Columba palumbus)
Algunas
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Tórtola Turca
(Streptopelia decaocto)
Algunas
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo) y Cardeña
Cuco Común
(Cuculus canorus)
2 inds. Oído
31/03/2012
Sierra de Andújar
Autillo Europeo
(Otus scops)
Oído
31/03/2012
Sierras de Andújar (Marmolejo) y Cardeña
Vencejo Común
(Apus apus)
Algunos
31/03/2012
Sierras de Andújar (Marmolejo) y Cardeña
Abubilla
(Upupa epops)
Algunas
31/03/2012
Valle de Alcudia
Cogujada Común
(Galerida cristata)
Algunas
31/03/2012
Sierras de Andújar (Marmolejo) y Cardeña
Totovía
(Lullula arborea)
Oída
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Golondrina Dáurica
(Cecropis daurica)
2 inds.
31/03/2012
Embalse de Marmolejo
Avión Común
(Delichon urbicum)
Varios
31/03/2012
Valle de Alcudia
Lavandera Blanca
(Motacilla alba alba)
Algunas
31/03/2012
Sierra Madrona. Río Robledillo
Lavandera Cascadeña
(Motacilla cinerea)
2 inds. total
31/03/2012
Valle de Alcudia
Lavandera Boyera Alemana
(Motacilla flava flava)
Algunas (machos)
31/03/2012
Valle de Alcudia
Lavandera Boyera Inglesa
(Motacilla flava flavissima)
Pocas (machos)
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo)
Chochín Común
(Troglodytes troglodytes)
Un ind.
31/03/2012
Río Robledillo
Petirrojo Europeo
(Erithacus rubecula)
Oído
31/03/2012
Valle de Alcudia
Collalba Gris
(Oenanthe oenanthe)
Un macho
31/03/2012
Valle de Alcudia
Collalba Rubia
(Oenanthe hispanica)
Un macho
31/03/2012
Sierras de Andújar, Cardeña y Madrona
Mirlo Común
(Turdus merula)
Algunos. Oído
31/03/2012
Sierra Madrona
Zorzal Charlo
(Turdus viscivorus)
2 inds.
31/03/2012
Embalse de Marmolejo
Curruca Capirotada
(Sylvia atricapilla)
Pocas
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo)
Mito Común
(Aegithalos caudatus irbii)
Pocos
31/03/2012
Sierras de Andújar (Marmolejo) y Cardeña
Carbonero Común
(Parus major)
Algunos. Oído
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Herrerillo Común
(Cyanistes caeruleus)
Pocos. Oído
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Trepador Azul
(Sitta europaea caesia)
Oído
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Agateador Común
(Certhia brachydactila)
Oído
31/03/2012
Sierras de Andújar (Marmolejo) y Cardeña
Alcaudón Común
(Lanius senador)
Pocos
31/03/2012
Sierras de Andújar (Marmolejo) y Madrona
Arrendajo Común
(Garrulus glandarius)
Algunos. Oído
31/03/2012
Sierras de Andújar (Marmolejo) y Cardeña
Rabilargo Ibérico
(Cyanopica cooki)
Varios. Oído
31/03/2012
Sierras Andújar y Cardeña. Valle Alcudia
Urraca
(Pica pica melanotos)
Bastantes. Oída
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo)
Cuervo Común
(Corvus corax)
2 inds.
31/03/2012
Río Guadalquivir (Andújar)
Grajilla Común
(Corvus monedula)
Pocas
31/03/2012
Embalse de Marmolejo. Valle de Alcudia
Estornino Negro
(Sturnus unicolor)
Algunos
31/03/2012
Sierras Andújar y Cardeña. Valle Alcudia
Gorrión Común
(Passer domesticus)
Varios. Oído
31/03/2012
Sierras de Andújar, Cardeña y Madrona
Pinzón Vulgar
(Fringilla coelebs coelebs)
Algunos. Oído
31/03/2012
Sierra de Cardeña. Valle de Alcudia
Jilguero
(Carduelis carduelis)
Varios. Oído
31/03/2012
Valle de Alcudia
Pardillo Común
(Carduelis cannabina)
Varios.
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo)
Picogordo
(Coccothraustes coccothraustes)
Un ind.
31/03/2012
Sierra de Andújar (Marmolejo)
Escribano Soteño
(Emberiza cirlus)
Un ind.
31/03/2012
Sierra Madrona
Escribano Montesino
(Emberiza cia)
2 inds.
31/03/012
Valle de Alcudia
Triguero
(Miliaria calandra)
Varios. Oído
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Galápago Leproso
(Mauremys leprosa)
Algunos
31/03/2012
Río Robledillo. Sierra de Andújar
Sapo Común
(Bufo bufo)
2 inds. total
31/03/2012
Sierra de Cardeña
Rana Verde Ibérica
(Pelophylax perezi)
Algunas. Oída
01/04/2012
Despeñaperros
Ardilla Roja
(Sciurus vulgaris)
4 inds.
01/04/2012
Sierra de Andújar
Conejo Europeo
(Oryctolgus cuniculus algirus)
2 inds.
01/04/2012
Sierra de Andújar
Ciervo Rojo
(Cervus elaphus)
Algunos
01/04/2012
Sierra de Andújar
Gamo
(Dama dama)
Pocos
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Buitre Leonado
(Gyps fulvus)
Varios
01/04/2012
Sierra de Andújar
Busardo Ratonero
(Buteo buteo)
Un ind.
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Perdiz Roja
(Alectoris rufa)
Algunas. Oída
01/04/2012
Sierra de Andújar
Paloma Bravía
(Columba livia)
Varias
01/04/2012
Sierra de Andújar
Paloma Torcaz
(Columba palumbus)
Pocas
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Tórtola Turca
(Streptopelia decaocto)
Algunas
01/04/2012
Despeñaperros
Cuco Común
(Cuculus canorus)
3 inds. Oído
01/04/2012
Sierra de Andújar
Críalo Europeo
(Clamator glandarius)
2 inds.
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Vencejo Común
(Apus apus)
Algunos
01/04/2012
Sierra de Andújar
Abubilla
(Upupa epops)
Pocas
01/04/2012
Sierra de Andújar
Pito Real
(Picus viridis sharpei)
2 inds.
01/04/2012
Despeñaperros
Pico Picapinos
(Dendrocopos major)
Un ind. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Cogujada Común
(Galerida cristata)
Pocas. Oída
01/04/2012
Despeñaperros
Totovía
(Lullula arborea)
2 inds. Oída
01/04/2012
Despeñaperros
Golondrina Común
(Hirundo rustica)
Algunas
01/04/2012
Despeñaperros
Chochín Común
(Troglodytes troglodytes)
Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Petirrojo Europeo
(Erithacus rubecula)
Oído
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Mirlo Común
(Turdus merula)
Pocos. Oído
01/04/2012
Sierra de Andújar
Zorzal Charlo
(Turdus viscivorus)
Algunos
01/04/2012
Despeñaperros
Mito Común
(Aegithalos caudatus irbii)
Pocos. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Carbonero Común
(Parus major)
Pocos. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Herrerillo Común
(Cyanistes caeruleus)
Pocos. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Trepador Azul
(Sitta europaea caesia)
2 inds. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Agateador Común
(Certhia brachydactila)
Oído
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Alcaudón Común
(Lanius senador)
Algunos
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Arrendajo Común
(Garrulus glandarius)
Algunos
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Rabilargo Ibérico
(Cyanopica cooki)
Varios
01/04/2012
Sierra de Andújar
Urraca
(Pica pica melanotos)
Algunas
01/04/2012
Sierra de Andújar
Estornino Negro
(Sturnus unicolor)
Varios
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Gorrión Común
(Passer domesticus)
Varios
01/04/2012
Sierra de Andújar
Gorrión Moruno
(Passer hispaniolensis)
Algunos
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Pinzón Vulgar
(Fringilla coelebs coelebs)
Algunos. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Verdecillo Común
(Serinus serinus)
Pocos. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Verderón Común
(Chloris chloris)
Pocos. Oído
01/04/2012
Sierra de Andújar
Jilguero
(Carduelis carduelis)
Pocos.
01/04/2012
Despeñaperros. Sierra de Andújar
Triguero
(Miliaria calandra)
Algunos. Oído
01/04/2012
Despeñaperros
Lagarto Ocelado
(Timon lepidus lepidus)
Un juvenil
01/04/2012
Despeñaperros
Rana Verde Ibérica
(Pelophylax perezi)
Algunas. Oídas

1 comentario:

  1. Muy bonito el relato del viaje, me ha gustado mucho.
    Un saludo. Víctor.

    ResponderEliminar